fbpx

¡MISTERIO RESUELTO! TIPOS DE MANICURAS

La diferencia entre manicura con acabado gel, acabado acrílico, porcelana o semi permanente.

Las Gadget Uñas

¿Por qué no podemos estornudar con los ojos abiertos? ¿Tenía algún sentido que el campo de Oliver y Benji fuera tan grande? ¿Qué he hecho mal en otra vida, para que no haya forma humana de desenredar los constantes líos de los cables de los auriculares? ¿Y qué me dices de que, cualquier número elevado a zero es igual a uno? 

En la vida nos encontramos muchas preguntas sin resolver, pero hoy chicas, vamos a despejar dudas. Vamos ha desvelar uno de los mayores enigmas entre la población femenina (y seguramente masculina), que se nos presenta constantemente, envuelto con papel de misterio y con su gran lazo de mental jaleo. 

Y no, no estamos hablando del cotidiano y habitual caso de la Lavadora Zampacalcetines, ni del nuevo reto publicado en Instagram de 300 sentadillas al día que van a dejarte culito de melocotón. Nos referimos al recóndito e intrigante hecho donde descubrimos la diferencia entre manicura con acabado gel, acabado acrílico, porcelana o semi permanente.

Su principal diferencia se encuentra en los productos que componen cada una de ellas.

Las dividiremos en 2 bloques: uñas permanentes y uñas semipermanentes, y explicaremos las ventajas y las desventajas de cada una de ellas.

Te dejo un Orgasmi enlace de un post que te ayudará a esmaltar tus uñas perfectas con esmalte tradicional.

1. UÑAS PERMANENTES – 3 tipos: Gel, Acrílicas y Porcelana.

Desventajas:
  • Tienen que ser retiradas por una profesional y con la necesidad de un torno. 
  • Un mal retirado podría provocar la perdida de varias capas de la uña y, por consecuencia, dejarla más fina que un papel de fumar.
  • Si quieres llevarlas siempre perfectas necesitan un buen cuidado, como puede ser la utilización de guantes, evitar los golpes bruscos y hacer un relleno cada 2 semanas (con ello evitaremos una rotura prematura).
Ventajas:
  • No hay manicura sobre la capa de la tierra que tenga un acabado más sofisticado y sexy.
  • Si tu problema es que te muerdes las uñas, en cuestión de 2 horas, tendrás las uñas más impresionantes que las uñas de Rihanna. 
  • En sus inicios su precio era desorbitado, hoy en día, ya disfrutamos de un asequible coste.

Uñas de Gel

Son las más modernas de todas. Si lo que buscas es que tus uñas duren un buen rato, estas son tus uñas. Las de gel pueden durar hasta 3 meses, con sus pertinentes rellenos, realizándolos dependiendo de la rapidez en crecida de tu uña. 

Su textura es como una resina, llamada oligomero. Como técnica, aplicaremos varias capas de gel y lo solidificaremos con una lámpara de luz ultravioleta. Posteriormente, limpiaremos su superficie pegajosa y la limaremos para darle forma.

Podemos aplicar el gel directamente encima de tu uña natural o se puede crear una extensión con cápsula o con tip. 

Tienen un acabado muy natural y son las más flexibles de las tipo permanentes. Con ello, evitamos las roturas precipitadas.

Uñas Acrílicas

Si lo que deseas es una manicura más longeva que la Reina Isabel II, “marchando una de Acrílica para ti”. Estas uñas pueden durar hasta 6 meses en tus manos, obviando la necesidad recurrencial de relleno. Para su elaboración, combinamos un líquido (monómero) con un polvito (polímero) creando un bálsamo que nos ayudará a construir la uña tan larga como ansiemos. Este proceso, no requiere de secado en lámpara. Eso sí, nuestro acabado en color será, o bien en esmalte clásico o bien en esmalte semipermanente. 

Uñas Porcelana

Son muy parecidas a las acrílicas pero se crean a partir de fibra de vidrio. Son perfectas porque se adhieren a la uña natural y ambas crecen juntas. Pero de nuevo, precisan de un continuo mantenimiento de rellenar el hueco que queda al crecer.

2. UÑAS SEMIPERMANENTES

Desventajas: 

  • Son más caras que un esmaltado normal.
  • Se precisa de una profesional para su aplicación y para su retirado.
  • Necesitas una lámpara de luz ultravioleta para su secado.

multicolorVentajas:

  • A simple vista, parece una manicura con esmaltado normal.
  • Aconsejable para personas que deseen mantener su uña natural y que su esmalte sea más duradero a lo habitual.
  • No requiere invertir mucho más tiempo que en el de un esmaltado común.

Son las últimas que han salido al mercado. El procedimiento de aplicación es igual al de una manicura clásica. Simplemente, notamos la variación en el momento de adherir este tipo de esmalte. Desengrasaremos la uña para que el esmalte se fije en nuestra uña natural y sea más duradero. Para su secado, precisaremos de una lámpara de ultravioleta. 

Su acabado ultra brillante e impecable será una de las notables diferencias visuales entre la manicura de toda la vida y la manicura semipermanente. 

¡CU CU! SOY TU ACRILI-CONSEJI
¿Por qué nos pintamos las uñas?

Deja una respuesta