fbpx

PLACER ADULTO – Mani – Pedi Spa

 

Food Fight

Chicas, Tomàs Molina lo ha dicho bien claro: ¡se avecina una tormenta! O sea que, otro fin de semana que hay que quedarse en casa pero, como ya estoy hasta acostumbrada a ello, intento exprimirle todo el jugo a la situación.

He despertado mi bestia culinaria interna escondida hasta ahora (y lo bien que estaba ahí bien dormidita), he salido al balcón para escuchar a mi vecino el saxofonista (incluso más de lo que hubiera querido) y hasta he encontrado rincones de la casa que no sabía ni que existían para poder limpiar. Total, que en mi confi-día, se han creado unos cuantos nuevos hábitos y rutinas que las dariamos como válidas, no obstante, lo de cocinar pasteles antes del veranillo… pues no sé yo si es el mejor de los hábitos, aunque he oido por ahí, por el radio-patio (ahora más real y literal que nunca) que este año la operación biquini ha sido cancelada. Tiritiritiri… ¡Bye bye biquini!

Por lo tanto, voy a centrarme en los extremos de las magníficas extremidades que poseo; mis manos y mis pies. Voy a mimarlas y cuidarlas al máximo, aprovechando estos días de más de reclusión hogareña y deleitarme con un buen servicio de Manicura y Pedicura Spa. Que ¿qué es eso? ¿Qué aún no lo habéis probado? ¡Oh my God! Sigue leyendo, sigue que te explico. 

El Rito manipedi

Cuando llega a mi casa la Profesional Orgasmi preparada para ofrecerme un servicio de manicura  y pedicura Spa, con la mascarilla, los guantes y el maletín, que no tiene fin, la espero con los brazos abiertos. ¡Cómo me gusta! 

Antes que nada, mientras organiza todos sus bártulos (que no son pocos), me da ha elegir el color del esmalte para mis uñas. Este proceso me lleva un buen rato, ya que no me gusta hacer matching con el color entre mis manos y mis pies, así que invierto el doble de tiempo en elegir dos colores independientes. 

Cuando despierto de mi inmersión cromática, veo a la chica sentada en frente de mi, con la toalla en sus rodillas y una jofayna con agüita caliente preparada para mis pies, y solo puedo oír: ven a mi, ven a mi…

Ven a mi

En el momento que introduzco mis piececitos desnudos dentro del agua, me recorre un escalofrío por todo el cuerpo como si de un huracán de sensaciones se tratara, ¡quiero más! 

Empieza a cortarme y limarme las uñas con sumo cuidado, un pie detrás de otro, suavemente, simulando una danza armónica entre dos bailarines contemporáneos. Procede a trabajar mis durezas y pieles muertas con una lima, frotando hacia arriba y hacia abajo. El balanceo empieza semejando un allegro de sonata, que continua con un movimiento ininterrumpido de frotación sobre mi piel y de labores vigorizantes, con un suave peeling creando círculos ascendentes. Retira el producto cuidadosamente con el agua. Cuando empieza apaciblemente ha empujar mis cutículas, noto unos pequeños cosquilleos que me recuerdan a la suave lluvia que moja mi cara en la fría tarde otoñal de noviembre en Barcelona. Revisa que no haya ninguna uña encarnada, lima las cutículas y verifica que el limado sea perfecto.

Con un pincel suave como una mota de algodón, recién cogida del bote de cristal del estante superior de la casa de su tierna abuelita, aplica una mascarilla fría y contundente, que ha sido preparada para reconfortar mi piel durante los 10 o 15 minutos de exposición requerida y envuelta posteriormente en un film osmótico, al más virtuoso método bondage. 

Transcurrido este tiempo, retira la mascarilla de mis pies con abundante agua calentita. El agua roza mi piel tímidamente, haciéndome estremecer como lo haría una penetrante mirada al más puro estilo Hamphrey Bogart.

¡Yupi! momento masaje

Pero todo lo bueno llega a su fin. Por suerte, no todos los finales son a lo Tarantino. Queda una de las mejores partes de la Pedicura Spa: el Masaje. Eso sí que me derrite como un helado de vainilla en pleno mes de agosto en una acojedora y evidentemente desierta (utopía especulativa) playa de Benidorm. Finalizamos con mi color de esmalte favorito. 

¡Pero qué suerte la mía! También he contratado la Manicura Spa que, por supuesto, es el mismo procedimiento pero en mis manitas ¡Yupiiiiiiiii!

¡ESTE, QUIERO ESTE! MANICURAS BONITAS 2020
3 TORNOS TOP PARA UÑAS

Deja una respuesta