fbpx

El mejor remedio para dejar de morderse las uñas

Ya sea que recurras a él en momentos de estrés o simplemente que no puedas resistir aunque sea un pequeño mordisquito diario, cuando realizas esa mecánica y muchas veces inconsciente acción de morderte las uñas, debes ser consecuente y saber que es uno de los malos hábitos en belleza más difíciles de esquivar. Seamos realistas: si no te muerdes las uñas, probablemente nunca entenderás qué tiene de atractivo zamparse ese pequeño refrigerio proteico solidificado, en cambio, si eres de las que les gusta devorar queratina compacta, comprenderás a la perfección a lo que me refiero. 

A nadie le gusta el aspecto de unas uñas mordiqueadas y raquíticas, y por otra parte ¿quién quiere arruinar una manicura perfecta atacándola con los dientes? Una forma de ayudarte a dejar de devorar los extremos límites de tus dedos, es transformar tus uñas en algo inaccesible. Y no, no estamos hablando de enfundarte unos guantes e inmobilizarlos en tu mano con dos vueltas de cinta aislante en la muñeca, estamos hablando de aplicar acrílico en tus uñas. Aquí, te explicamos por qué pueden ayudar a eliminar tu mal hábito de raíz y te ofrecemos consejos sobre otras formas de superarlo. 

¿Por qué funciona el acrílico para dejar de morderse las uñas?

Los acrílicos ya están instaurados en nuestro día a día como una buena apuesta de estilo: ¡solo mira las manos de Rihanna, Jennifer Lopez y Kylie Jenner! Las uñas acrílicas son ideales para las que sois mordedoras de uñas en serie y que habéis probado todos los tratamientos de uñas y ya estáis al límite de vuestro ingenio. La peculiaridad del acrílico es que se endurece, por lo tanto, cuando se aplica sobre tu uña será mucho más difícil de morder. Literalmente no puedes acceder a tu uña natural porque está cubierta con tal férreo producto. 

Hay muchas ideas erróneas sobre las uñas acrílicas, una de ellas es que arruina tus uñas naturales, pero de hecho, es todo lo contrario, si eres una voraz come-uñas te ayudará a que crezcan las tuyas propias, ya que evitará arruinar tus uñas con mordeduras constantes. Los mejores consejos al usar acrílicos como disuasivo mordedor de uñas, es que necesitarás un relleno cada semana para ayudar a que permanezcan siempre perfectas, debido a la falta de lecho ungueal y usar aceite para cutículas dos veces al día para hidratar la cutícula y mejorar la apariencia. 

No asocies acrílico con uñas Rosalia, ya que no tienes que ir con las uñas súper largas si no te apetece: los acrílicos se pueden moldear con la forma y la largada que más te guste. Además, están viviendo su momento de gloria en este instante: confíe en nosotras, la manicura acrílica significa estilo y elegancia.

Tocado y hundido, bye bye al hábito de morderse las manos

Los malos hábitos no aparecen de un día para otro: siempre hay una razón que te lleva a retomar tus pequeños mordiscos. Es posible que hayas estado mordiéndote las uñas desde que tienes uso de razón, por lo que incluso no puedes ni recordar cuándo empezaste originalmente, pero ciertamente deberías identificar cuál es la razón que lo desencadena en este mismo momento.

La próxima vez que te encuentres mordiendo distraídamente tus uñas, detente y piensa en lo que estabas haciendo. ¿Estabas haciendo una llamada telefónica angustiosa? ¿Redactando un correo electrónico difícil? ¿Estás pensando en planes futuros? Una vez que hayas averiguado qué es lo que lo pone en marcha, tendrás una mejor oportunidad de detenerte por completo. La próxima vez que aparezca el disparador, es posible que incluso puedas detenerse antes de que sus dedos terminen dentro del orificio húmedo de tu boca.

Pruebas técnicas de distracción

Algo tan simple como una goma elástica podría ayudar. Ármate con una herramienta de distracción discreta que puedas usar en el trabajo o en el autobús sin llamar demasiado la atención: bandas elásticas para jugar, blu-tack para moldear o incluso un clip para desplegar. Solamente necesitas algo para ocupar tus manos mientras estás en ese momento en el que necesitas hacer algo para desviar la atención de tus uñas hacía otra cosa.

La mitad de la batalla es simplemente tener algo que hacer, así que si puedes pasar de tus uñas a otra cosa, estás en la mitad de camino. Para las más ingeniosas, jugar con un cubo de Rubix o abordar un Suduko son cosas que os pueden ayudar a distraer vuestra mente.

AVISO IMPORTANTE: no ocupar vuestras manos con deleitosos bizcochos rellenos de una apetitosa crema de vainilla, chorreando un cremoso chocolate por sus esponjosos laterales, con una superficie bien espolvoreada de un suave azúcar glass y sus frutitas confitadas colocadas estratégicamente en la parte superior de este, con la única función de atraparte con sus acarameladas garras e instaurarse en tus caderas por una larga temporada. Conservareis vuestras uñas intactas pero estás tres mil quinientas cincuenta y cuatro calorias de grasas saturadas os perseguirán una larga temporada. 

Brillo sobre ella, pon tu uñas bonitas

Una manicura en semi permanente puede hacer maravillas y no solo en el estilo. Aquí en Orgasmi todas somos un poco adictas al esmalte semipermanente debido al color duradero y al brillo inmejorable que ofrece, pero estos esmaltes también tienen el beneficio adicional de ser un poco más difíciles de roer. Las uñas de goma laca en mi opinión son geniales. La goma laca puede servir como punto intermedio entre una manicura con esmalte normal y un juego completo de acrílicos. Si bien el esmalte semi permanente no es tan duradero como el acrílico, ni tiene el poder de permanencia, es más duro para las uñas, lo que puede ayudar a no morderte las uñas. Combina un esmalte semi súper brillante como técnica de distracción, en plan pelota antiestrés y es posible que puedas dejar de masticar tus uñitas para siempre.

¡Qué la suerte te acompañe! Orgasmi lo hará 🙂

Cómo conseguir una uñas largas y sanas
Extensiones de pestañas pelo a pelo Barcelona

Deja una respuesta