GUÍA PARA ACABAR CON LOS PADASTROS

¿Qué son los padastros?

Los padastros son esas pielecillas qué se levantan en la zona de la cutícula.

Por norma general, no son dolorosos, pero como nos molesta a la vista y no nos deja vivir tranquilos, nuestro instinto básico hace que lo mordamos o estiremos con los dedos para arrancarlo, y ahí sí, que empieza un  minúsculo infierno en el dedo.

Al estirarlo o arrancarlo no solo tiramos la piel muerta levantada, si no que con ella nos llevamos un trozo de piel viva y dejamos una herida que se infecta, inflama, y hace un daño increíble para lo minúsculo que es.

¿POR QUÉ APARECEN?

Los padastros pueden aparecer por diversas razones, la más común es morderse las uñas. Y es que por lo general, la persona que se muerde las uñas podría tranquilamente mutilarse un dedo sin inmutarse si quiera.

Es empezar y no parar, empiezas por lo que sobresale de la uña y acabas con la cutícula y así es como se crean esos padrastros. La mezcla de la saliva y el exceso de humedad, con el roce de los dientes y el estirarlas para arrancarlas junto con las bacterias de la boca, que hay más de las que nos podamos imaginar.

También pueden aparecer por sequedad. Un clima demasiado frío o demasiado seco hace que la piel se deshidrate. El contacto constante con papel (trabajo en oficinas, despachos) y cartón, también hace que se produzca sequedad y deshidratación y aparezcan los padrastros.

Irónicamente la tercera causa más común es un exceso de hidratación. El excesivo contacto con el agua o productos químicos que supongan una agresión a la piel, de ahí que las manicuristas seamos muy insistentes (a veces pesadas, para que negarlo) con el uso de guantes para tareas que requieran el contacto constante con el agua y productos de limpieza agresivos (algo tan cotidiano como lavar los platos). Por suerta la nuestra “antes muertas que sencillas”

¿CÓMO SOLUCIONARLO?

Sea cual sea el motivo por el que aparecen estos padrastros en tus manos la solución es una buena manicura. En el proceso de retirar la cutícula, las profesionales los cortamos, y así evitamos la agresión que hace que se infecte e inflame. 

Seguido de esto, sea cual sea la causa que hace que te salgan los padrastros, tu manicurista te recomendará la solución.

Así que ya sabes, si tienes que convivir con esta molestia y quieres dejar de sufrir en silencio pide cita con alguna de nuestras profesionales y te llevamos la solución a casa, a la oficina, donde tu decidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *